Leonardo, cuadernista ante todo

Publicado en el nº 173 de VISUAL (magazine de diseño, creatividad gráfica y comunicación).

En años recientes las redes de Internet han propiciado un llamativo fenómeno artístico-social, el auge del Cuadernismo. La inmediatez
de la publicación y el gusto del intercambio, unido a que fomenta
la actividad en grupo, han convertido al viejo cuaderno de bocetosy apuntes en un popular soporte para todo tipo de propuestas gráficas. Tradicionalmente, los blocs de artista, al igual que los notebooks de escritor, ofrecían un campo de tanteo y aproximación a la obra definitiva, la que se terminaría publicando. El contenido de tales cuadernos quedaba como material de taller, de uso interno; virutas y recortes que se barren una vez concluida la jornada. La valoración de lo gestual y fragmentario ha llevado hoy a fijarse en esos materiales y encontrar en ellos el rastro del proceso creativo, con carga expresiva y significativa tan interesante como la obra acabada, o más.
No deja de ser curioso que el indiscutible patriarca y mayor practicante del Cuadernismo de todos los tiempos, Leonardo da Vinci, no tuviera entre sus motivaciones, ni mucho menos, la de publicar o la de salir a dibujaren compañía. Su incesante y meticuloso anotar cuantos variados asuntos pudiera estudiar por sí mismo, ejercitando sus sentidos e intelecto, hace del conjunto de sus cuadernos un diario-enciclopedia personal, huella de una práctica tan inherente a su singular modo de vida como el respirar. Más allá de consistir en un oficio, una profesión, una vocación incluso, la anotación continua es en Leonardo una forma de vivir, de estar
en el mundo. En su caso, habría que decir en el Cosmos.  (…)

https://visual.gi/leonardo-cuadernista-ante-todo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *