*  ·· ESCRITOS/ Writings · Relatos · Microrrelatos · PALIZA TRIVIAL

 
Microrrelatos

PALIZA TRIVIAL

En las proximidades del portal, unos atracadores acaban de golpear al señor Lobe por no llevar dinero. Sólo dos monedas, que le han obligado a tragar antes de sacudirle una paliza salvaje, patadón final incluido.
Nada más entrar su marido por la puerta, la señora Lobe percibe que ha ocurrido algo anormal y grave, pero actúa como si lo ignorase. Él, por orgullo, se comporta a su vez como si nada hubiese ocurrido.
Aunque hablan del tiempo meteorológico y de los recibos domésticos ella, exhibiendo en silencio su fastidio, va limpiando la sangre que el señor Lobe va dejando en su nervioso moverse por el interior de la vivienda, en incesante ir y venir semejante al del insecto contra el cristal de la ventana.
Tras buscar en la guía la dirección del dispensario más próximo, el señor Lobe se marcha, a duras penas manteniendo el tipo.
—Voy un momento a por tabaco.
Lo dijo decidido a tardar como mínimo un día entero.