*  ·· ESCRITOS/ Writings · Relatos · Microrrelatos · EN EL DIVÁN

 
Microrrelatos

EN EL DIVÁN

El psicoterapeuta, una mujer vestida con traje masculino ligeramente anticuado, o un hombre con cara y voz de mujer, aguardaba en la penumbra del consultorio la entrada del paciente, quien llegó arrastrándose en forma de escarabajo.

Con breves y frecuentes chupadas el psicoterapeuta fumaba una pipa. El aromático humo se expandía en volutas perezosas. La brasa brillaba con intermitencia, lejos de la lámpara.

—Pase, apreciado coleóptero —saludó al paciente mientras, sin sonreír, se incorporaba a medias sobre los brazos de la butaca—. Ya me extrañaba que tardase usted tanto en acudir. Veo, además, que su temor paranoico al rechazo ha hecho en esta ocasión verdaderos estragos, a juzgar por el feo color de los lunares de su caparazón.

Por todo comentario el paciente, que braceaba y pateaba tumbado boca arriba en el diván, gimió. Después sintió en la base del cráneo una especie de inundación interna que le serenó, como si desde su propia médula se hubiese inyectado una sustancia sedante.

Con persuasiva voz femenina, que en su difusión parecía servirse de las volutas de humo como de alfombra voladora, el psicoterapeuta entonó un lento discurso:
—Usted, estimado paciente, fue abandonado por su madre en una fonda siendo casi un bebé, y a consecuencia de ello tiende a aferrarse a sus relaciones, sobre todo las amorosas, como quien hace presa. Ante el menor signo de rechazo vuelve a usted el fantasma del abandono, que por un sortilegio le convierte ipso facto en un escarabajo. Si ya lo hemos descubierto, ¿por qué insistir en ello?
Aquí la voz se endureció:
—¿No podría usted acudir transformado en un animal más amable, un oso panda, por ejemplo?