*  ·· ESCRITOS/ Writings · Relatos · Microrrelatos · EL AMOR SIGILOSO

 
Microrrelatos

EL AMOR SIGILOSO

Los dos jóvenes solitarios se volcaron desaforadamente el uno en el otro al encontrar una salida al aislamiento, con entrega y exigencia que casi borraban al resto del mundo.

Tras una excursión en tren o en autobús a una ciudad de las afueras, justificada por la visita a un museo local, intercambiaban comentarios lacónicos, con maneras correctas, hasta asomar en ellas la ironía, una juguetona burla que iba allanando el terreno erótico.
En calma palpitante (silencios sonrientes en los que parecía sonar amistoso el tic-tac de los relojes), se amaban a la luz de velas —a la luz sonora del Estro Armónico, alguna vez— con lentitud y deleite que abrían una dimensión gozosa, el hipnótico olvido de sí mismos en un instante, muertos para renacer en la intimidad y empezar a conocerse de nuevo, una y otra vez cada noche.

Igriega salía morosamente del cuarto de baño hacia el dormitorio, envuelta en una exquisita combinación de perfumes. La luz, aún encendida tras ella, doraba los contornos elásticos de su cuerpo, imantado por el cuerpo yacente de él.
Y como si cada partícula del aire estuviera dulcemente acolchada, los movimientos de aproximación se sucedían al ralentí, con ebrio olvido de lo que vendría en el siguiente momento, cuando al pulsar el interruptor de la luz la habitación acogedora emprendería un ondear que se diría pautado por el vaivén de las caderas, arrojando sobre las estampas de las paredes un suave oleaje de sombras.